Hoy puede ser un buen día para comerme unos caparrones